El turismo industrial ¡a toda máquina!

Aprovechando que se acerca el buen tiempo os vamos a hablar de un producto turístico que esta enganchando a los más curiosos: el turismo industrial. Ante todo, es uno de los tipos de turismo que más atrae al visitante domestico en la actualidad. Esto es debido a que este se encuentra bajo el paraguas del macro-producto del turismo cultural.

El turismo industrial es una forma de visitar lugares y municipios desde la base de sus recursos económicos principales. Pero ¿qué oportunidades representa para el turismo? Os presentamos algunas para que no os despistéis.

El visitantes domestico es uno de los públicos más atraidos por el turismo industrial.

¿Qué define al turismo industrial?

Es una opción que engloba recursos y experiencias que permiten conocer la forma de vida pasado de un lugar. Sí, sabemos que se parece a la definición de turismo cultural…Lo que hace que sea diferente es el tipo de recursos y patrimonio, y como se puede sentir inmerso el visitante. Esto se debe a que los lugares visitables son antiguas colonias fabriles o mineras. Así como fabricas en activo e incluso instalaciones en desuso. Es decir, centros de producción industrial. A parte, en la gran mayoría, se pueden vivir experiencias relacionadas con su actividad principal. Con lo cual nos podemos ver prensando papel en el Molino papelero de Capellades (Barcelona), o viajando en vagoneta por la mina del Parque minero de Almadén (Ciudad Real).  

Como os contamos en nuestro post sobre B-travel Font, pudimos visitar la sección dedicada al turismo industrial, B-Industrial. En este espacio se presentaron los puntos más destacados que se pueden encontrar en nuestro país representados por sus organismos correspondientes. En total se podían conocer alrededor de 72 experiencias de turismo industrial. Algunas representantes fueron Asturias Turismo Industrial y la Xarxa de Turisme Industrial de Catalunya – XATIC.

XATIC es la asociación que acoge a municipios de Catalunya y Andorra con recursos de turismo industrial que quieren potenciar si oferta. En 2018 ya disponía de más de 6 mil socios.


Cuatro razones por las cuales el turismo industrial funciona para el sector turístico

1. Los recursos son edificios patrimoniales

La industria forma parte de la cultura propia de un lugar. En consecuencia, el edificio o conjunto en el que se encuentra la muestra de la actividad en concreto se revitaliza. De esta forma se puede obtener una categoría de recurso activo y conseguir entrar en las rutas de sitios de interés. En referencia a los visitantes, si proporcionamos un buen storytelling al edificio, se puede dividir entre turistas culturales e Industriales. Así habremos revitalizado un recurso más en nuestro municipio.

2. Es un gran desestacionalizador de la demanda

Como sabéis, uno de los grandes retos del turismo actual es superar la estacionalización de la demanda. El turismo industrial dispone de gran variedad de formas y usos. Tales como un recorrido por una colonia textil, por ejemplo la Colonia Güell (Santa Coloma de Cervelló). Pero también museos con máquinas de fabricación como el mNACTEC (Terrassa). La diversidad de modalidades en sus atractivos puede registrar visitantes durante todo el año.

En la Colonia Güell podemos encontrar la Cripta Güell, obra de Antoni Gaudí.

3. Es un producto adaptable a más de un segmento

Todos los segmentos poblacionales podrían estar interesados en algún recursos de turismo industrial en algún momento de sus vidas. Con lo cual es relativamente fácil llamar a la acción desde tu museo o fabrica en uso. Además, si se diversifican las rutas o actividades por perfiles dentro de un mismo recurso, tenemos lo que se suele llamar WIN-WIN.

Lo que nos lleva al último punto…

4. La experiencia con valor añadido

Industrial es un concepto muy amplio, quizás demasiado. Por lo que por cada producto o sector económico se pueden realizar múltiples actividades en un mismo entorno. Los museos Industriales son de los más interactivos, esto se corresponde a su sentido didáctico. En las fabricas en uso podemos aprender a crear piezas en un entorno profesional. En este caso tendremos un Match: de turista hambriento de experiencias únicas y recurso disponible para satisfacerlo.

Como ves, el turismo industrial ofrece multitud de posibilidades creativas para atraer al público. Si formas parte de un recursos de turismo industrial y quieres crear nuevas experiencias en forma de gaming para tus visitantes, entra en PlayVisit Studio y genera aventuras inolvidables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *